abasport

Todos los productos que normalmente puedes ver bien ordenados en el súper y listos para tu consumo son cosas que tenían que llegar de algún lado y no es de la bolsa de regalos de Santa Claus.

 

Este lugar se llama la Central de Abasto.

 

¿Qué es? Muy sencillo, es el mercado más grande de América Latina. Es el principal mercado mayorista y minorista de productos de consumo. Simplemente para ponerlo en términos de dinero, se le considera el segundo mayor centro comercial de México, superado únicamente por la bolsa Mexicana de Valores.

 

Cuando el consulado de Mercado del Parian de México de la plaza del Volador, controlaron el tercio del virreinato. Por sus siglas en español, la CEDA se fue ocupando lentamente, por lo que debieron darse apoyos a los comerciantes lentamente para concluir actividades de manera satisfactoria.

 

En términos de distancia, la CEDA se distribuye en un área total de 327 hectáreas, es el centro mayorista más grande del mundo con un volumen de alimentos y productos básicos de 30 mil toneladas y con una capacidad de almacenaje para 122 mil toneladas, transportadas diariamente por 52 mil vehículos de todas medidas y capacidades.

 

 

Lo más interesante de todo esto es cuando cobra vida, que es a partir de las 3am. Cuando realmente todo el mundo se está abasteciendo de diferentes componentes para sus negocios, el apogeo ocurre a las 4am, para que puedan emprender el viaje de regreso al corazón de la ciudad y puedan poner sus productos en venta a un precio comercial.

 

Y sí hablamos de precios, no hay mejor lugar que llegar temprano a la central de abastos y conseguir una serie de frutas, jamón, verduras y especies necesarias para la comida. Una solo elemento, por decir, unos plátanos puede llegar a costar cerca de 15 a 30 pesos en un supermercado normal. Pero de vuelta en la central de abastos, puede llegar a costar unos 6, 8 pesos.

 

Esta dividido en 3 mercados o áreas. El mercado de Aves y cárnicos, mercado de envases vacíos, mercado de flores y hortalizas, cada una con diferentes tamaños, pero simplemente el mercado de flores y hortalizas cuenta con 16 hectáreas.

 

Además cuenta con sus propios personajes representativos, como los bodegueros, encargados de las bodegas, los diableros, que trasladas la mercancía, las chicas de carrito, que usan carritos para vender pan y café.

 

Tiene su propia administración, plata de transferencia de basura y sistema de transporte, lo que la convierte en una especie de ciudad dentro de la CDMX. Vale la pena definitivamente una visita.