portada 6

No es casualidad que algunas de las grandes ciudades tengan sus principales avenidas tapizadas de un árbol en específico. Este árbol se llama Jacaranda y logra anunciar la llegada de la primavera.

¿En que ciudades pasa esto?

¿Qué pasó?

¿Que pasó?

Las jacarandas son árboles cuyas ramas asemejan las conexiones neurológicas del cerebro y sus flores son características por su tonalidad violeta. Y aunque la primer ciudad que se nos viene a la mente es justo nuestra casa, la CDMX. Su origen no comienza aquí, sino en Japón.

Tatsugoro Matsumoto era un jardinero en Tokio que trabajaba atendiendo los jardines del imperio. Pero a principios de 1900 llega a México en un encargo, se enamora de la colonia roma, se queda a vivir en México. Siendo un gran jardinero, su fama llega a Don Porfirio. A quién le trabajó varios años.


Lo que hay que recordar

Lo que hay que recordar

Después del conflicto de la revolución, para 1920, Matsumoto y su hijo le recomiendan al presidente Álvaro Obregón plantar jacarandas en las grandes avenidas de la ciudad de México. La jacaranda era una flor nativa de Brasil, pero las condiciones climatológicas eran apropiadas para que se dieran.

Y fue cierto, las jacarandas se reprodujeron correctamente. Cada mes de marzo y abril florecen, anunciando la llegada de la primavera.


Lo importante es…

Lo importante es

Otra de las ciudades que comparten las jacarandas son Zimbabwe, Zambia y Pretoria en Sudáfrica, a quién también apodaron Jakarandastad ó “Jacaranda City” Ya que entre más cálido sea el clima, mejor crecen estos árboles.

Una de las ciudades que recientemente ha sido invadida por las jacarandas es Buenos Aires. Tomaron el ejemplo de México y llenaron sus principales avenidas con este color púrpura. Es más, el autor Alejandro Dolina, menciona a los gigantes árboles de jacaranda en su poema “Crónica del ángel gris.”


Algo más para acabar

Algo más para acabar

No hay duda alguna que tener jacarandás en la época de primavera ya es un sello distintivo de la ciudad de México.

Y aunque no son originarias de la región, después de décadas y décadas de plantarlas aquí, podemos decir que las jacarandas son parte de la cultura mexicana, un símbolo de la llegada de la primavera y una tendencia que parece estar invadiendo nuevas ciudades.