mujeres tarjeta e1542061926653

Todos los Estados pertenecientes a la ONU votaron para elegir dirigente de la Asamblea General, y las opciones estaban muy claras, ganara quien ganara, iba a ser una mujer latinoamericana.

¿Qué pasó?

¿Que pasó?

María Fernanda Espinosa, canciller de Ecuador, fue elegida como presidenta de la Asamblea General de Naciones Unidas.

Es apenas la cuarta mujer en ocupar el cargo, pero la primer latinoamericana en hacerlo. Siete décadas han pasado desde la creación de la ONU y uno de los cargos más altos casi no tiene presencia femenina, lo cual solo demuestra que Naciones Unidas está tratando de salir del rezago cultural, aunque de manera demasiado lenta.


Lo que hay que recordar

Lo que hay que recordar

Mientras la ONU apenas notó que existen mujeres en Latinoamérica capaces de dirigir una Asamblea General, el mundo bancario, tecnológico, empresarial, entre otros, son encabezados por latinoamericanas, sinónimo de vanguardia.

Nombres como Sonia Dulá y Rosa M. Ramos-Kwok en Bank of America, Carolina Jannicelli en J.P Morgan, María Teresa Arnal en Google México, Grace Puma en PepsiCo, Bernadette Aulestia en HBO global, no representan ni una cuarta parte de todas las latinoamericanas ocupando puestos clave en aquellas empresas que de manera literal, están moviendo las actividades del planeta.

El hecho de que la Asamblea General esté siendo ahora presidida por la canciller ecuatoriana, es un gran paso, sin embargo, es un gran paso que se dio muy tarde.


Lo importante es…

Lo importante es

Según la ONU, la presidencia es el cargo de elección democrática y universal más relevante en el organismo.


Algo más para acabar

Algo más para acabar

Las siente prioridades de la Asamblea general de la ONU son:

1.- Trabajo decente

2.- Derechos de las personas con discapacidad

3.- Acción ambiental

4.- Migrantes y refugiados

5.- Equidad de Género

6.- Juventud paz y seguridad

7.- Reforma de la ONU

María Fernanda Espinosa tiene bastante trabajo que hacer.