web 1

El tiempo de desarrollo que la sociedad se ha tomado para que el día de hoy la gente pueda vivir una vida “tranquila” y “cómoda”, hemos pasado revoluciones industriales, políticas y religiosas. Cientos de guerras y cambios sociales, el invento de los automóviles, electricidad, pavimento, sería eterno hacer una lista de avances tecnológicos desde que la sociedad como la conocemos comenzó.

 

Pero aún así, de pronto podemos llegar a leer noticias sobre poblaciones enteras viviendo como sí nada de eso hubiera pasado, en medio de la selva, o en climas mucho más hostiles.

 

Sí ellos lo pueden hacer, ¿será que nosotros podríamos regresar a tener una vida similar a la de ellos?

MXCity

 

La primer pregunta a responder sería que tanto estaríamos dispuestos a dejar atrás todas éstas comodidades básicas, es decir, regresar a vivir en la selva implicaría completamente cambiar nuestro estilo de vida, volvernos menos sensibles, estar más propensos a enfermedades, accidentes y a dejar morir por completo nuestra identidad artificial.

 

Sin duda sería un cambio severo, pero sí algo tiene el ser humano como atributo, es que es fácilmente adaptable. Probablemente después de un rato de negación, pero aprenderíamos a cazar o recoger semillas, a crear una fogata y a tener un conocimiento mucho mayor de nuestros alrededores.

 

Nuestros sentido poco a poco se volverían a agudizar, el constante movimiento nos pondría en forma otra vez, la piel y la distribución de calor en el cuerpo se adaptaría a la nueva oferta climática. Aprenderíamos sobre la fauna y la flora, que clase de plantas no se deben comer, que agua está limpia y donde existe un refugio apropiado para los depredadores. Eso pensando que volviéramos en el tiempo. Pero en un caso hipotético de que en el día de hoy se pudiera hacer eso, me parece que sería parecido a lo planteado en la trama de la película “Captain Fantastic”

 

 

Moviemania

 

Dirigida por Matt Ross y protagonizada por Viggo Mortensen. Nos hace conocer a un padre de familia que decide criar a su familia alejado de toda la civilización, pero dándoles una educación rigurosa e intelectual, lo cual les funcionaba bastante bien, hasta que se ven en la necesidad de volver a la ciudad, ya que tienen que visitar el funeral de su madre.

 

La película plantea un escenario donde una familia ya logró vivir en la jungla, pero ahora se enfrentan a un choque de culturas, por ejemplo, cuando los niños se enfrentan con los que ya de por sí viven en la ciudad. Justo estos niños les sabe horrible que estén tomando coca-cola. Mientras que ellos ya conocen todo acerca de la literatura antigua y moderna. Y los niños americanos han sido educados con la televisión.

 

La realidad es que sería verdaderamente complicado regresar a la selva, implicaría un cambio de pensamiento radical. Pero afortunadamente el cuerpo humano y la psique se puede adaptar fácilmente a cualquier ambiente nuevo.