portada 37

Siguiendo la tradición de convertir sus clásicos de animación en película con actores de carne y hueso. La primera fue el libro de la Selva y le fue bastante bien. Ahora es el turno de Aladdin. Y el día de hoy tuvimos un vistazo al mundo nuevo del genio, Aladdin y el perico. 

El trailer se ve bastante interesante, pero también sabemos que el Rey León saldrá como una nueva versión más realista. 

¿Cual es la razón de esta nueva generación de películas?

¿Qué pasó?

¿Que pasó?

Disney es conocido por saber entretener, pero también por ser una máquina económica impresionante. Gracias a su monopolio, año tras año tenemos estrenos cinematográficos que llegan a romper la taquilla. 

Y no es cuestión de que tan buena puede una secuela a nivel narrativo, sino que tanto dinero puede generar una nueva película. Y no necesariamente significa que se tengan que generar nuevas historias. 


Lo que hay que recordar

Lo que hay que recordar

Para Disney, volver a hacer sus películas de animación más famosas implica un éxito asegurado, sin riesgo. Saben que cientos de miles de personas van a pasar a los cines a ver sus clásicos actualizados. 

Además, hoy en día cuentan con tecnología que en ese momento no era posible realizar. La animación 2D era la única manera de realizar su visión de las historias. Pero hoy en día contamos con sistemas de animación y efectos especiales muchísimo más modernos. Lo que les permite contar las historias de manera mucho más completa y de manera visual, más atractiva. 


Lo importante es…

Lo importante es

Aladdin es sólo una más de las películas planeadas, viene el Rey León, Dumbo, La Dama y el Vagabundo, Mulan. Por mencionar algunas. Solamente este año, saldrán 3 de ellas. Disney se está apurando para actualizar todo su catálogo de películas. 

Con la intención de tener lista una colección para cuando esté lista su plataforma de streaming, Disney + Donde vivirán todas las películas de Disney, Marvel. Star Wars y 20th Century Fox. 


Algo más para acabar

Algo más para acabar

Aladdin sale en Mayo de 2019 y parece ser que Will Smith se la está pasando bomba mientras eso sucede, llenando los zapatos del viejo Robbin Williams en el papel del genio en la Botella.