p 2

@agaronian

Los perros son bien conocidos por aprender sus nombres y responder cariñosamente cuando se les llama. Los gatos, por otro lado, son animales algo volubles, pareciera que todos viven sus vidas ignorando sus nombres. Como resultado, ha estado en el aire entre los científicos si los gatos reconocen las palabras o no.

Foto: www.humanesociety.org

 

Este jueves, científicos en Japón dijeron que habían adquirido la primera evidencia experimental de que los gatos pueden distinguir entre palabras humanas. Eso significa que los gatos pueden ser tan lingüísticos como los perros, que han demostrado reconocer cientos de palabras si están altamente capacitados.

Foto: media.mnn.com

 

Atsuko Saito de la Universidad Sophia en Tokio descubrió que cuando los gatos escuchan su nombre, a menudo reciben recompensas como comida o juego, o algo malo como un viaje al veterinario. Escuchan mucho su nombre, lo que hace que esa palabra sea fácil de distinguir de los cientos que escuchan todos los días.

Foto: upload.wikimedia.org

 

Saito y sus colegas explicaron su experimento en la revista Scientific Reports. En cuatro experimentos con 16 a 34 animales, cada gato escuchó una grabación de la voz de su propietario, o la voz de otra persona. Cada una de esas voces recitó una lista de cuatro nombres u otros nombres de gatos, seguidos del propio nombre del gato.

Foto: http://www.petneeds.us

 

Como era de esperar, muchos gatos reaccionaron inicialmente a las palabras que se leían, moviendo sus cabezas, orejas o colas, pero gradualmente perdieron interés. La prueba real era si los animales recuperaban interés cuando se leía su nombre. Y en promedio, el grupo de gatos se animó cuando escucharon su propio nombre.

Foto: a57.foxnews.com

 

Entonces, si los gatos entienden sus nombres, ¿por qué no hacen nada al respecto? Saito dice que te están ignorando:

“Los gatos no han evolucionados para responder a las señales humanas. Se comunicarán con los humanos cuando lo deseen, así son los gatos”

Foto: news.nationalgeographic.com

 

Kristyn Vitale, que estudia el comportamiento del gato y el vínculo entre el gato y el humano en la Universidad Estatal de Oregón en Corvallis, dijo a Associated Press que los resultados “tienen mucho sentido”

Foto: i.ytimg.com