beatles

En 1970, los Beatles terminaron oficialmente, la noticia no fue gran sorpresa para los fanáticos y los críticos, a pesar de la extraña manera en que compartieron la noticia con el mundo en general, cuando en un comunicado de prensa de 1970 para su próximo álbum en solitario, Paul McCartney, el bajista, respondió a una serie de preguntas y declaró que su asociación de escritura con John Lennon había terminado y su tiempo en The Beatles había acabado. 

Ya en 1968, fue evidente para John, Paul, George Harrison y Ringo Starr que las tensiones estaban destruyendo a la banda desde dentro. John Lennon y Yoko Ono fueron un espectáculo público constante, los miembros de la banda desarrollaron gustos e inspiraciones musicales enormemente diferentes, y el negocio de ser la banda más grande del mundo estaba llegando a su fin. 

No le podemos llamar odio, pero la molestia empezó a tomar fuerza cuando John Lennon conoció a la artista conceptual Yoko Ono, comenzó una relación y una profunda fascinación por ella y su trabajo. Entonces George Harrison fue a la India y continuó su progresión como compositor y músico. Ringo Starr, que había disfrutado mucho de los anteriores esfuerzos cinematográficos de The Beatles, buscó y desarrolló proyectos de actuación como el clásico “The Magic Christian”. Y Paul McCartney, mantuvo su fascinación por la música.

A fines de 1968, ninguno de los miembros sabía si aún eran una banda. Harrison incluso renunció brevemente a la banda, antes de que varias obligaciones contractuales lo regresaran. McCartney sugirió un nuevo proyecto y los otros tres estuvieron de acuerdo, mientras que ellos escribieron y grabaron esporádicamente a lo largo de 1969, la banda continuó alejándose musical y profesionalmente. Lennon y Ono trabajaron como activistas de la paz de vanguardia al tiempo que formaban la Plastic Ono Band, y durante una reunión de la banda, les informó a los tres hombres que dejaba The Beatles. McCartney, que siempre había trabajado para mantener la armonía de la banda, se retiró a su granja en Escocia con su familia, devastado.

McCartney solicitó en el Tribunal Superior británico que disolviera la banda el último día de 1970, comenzando lo que sería un proceso de cuatro años para finalmente liberarse de cualquier obligación legal y enredo pendientes. Los cuatro músicos que habían empezado juntos como una pequeña banda de clubes eran libres de seguir su propio camino. Las esperanzas de una reunión persistieron hasta el trágico día de diciembre de 1980, cuando John Lennon fue asesinado fuera de su edificio de apartamentos de Nueva York. En cierto modo, la muerte de Lennon sirvió para reunir a los tres Beatles restantes por última vez, como un tributo a su amigo caído en el álbum de Harrison en 1981, Somewhere in England.

Aunque la bala de un asesino acabó con cualquier esperanza de que los 4 compartieran un escenario o un estudio otra vez, fue el éxito lo que hizo que los Beatles se separaran, cuando la Beatlemania creció hasta el punto de que ni siquiera podían subir al escenario y hacerse oír por encima del estruendo de la multitud, fue realmente el principio del fin. El escenario, la inmensa riqueza y el ego inflado hicieron que los 4 amigos, dejaran de ser amigos.

 

Pero antes de los problemas hubo una época dorada y en este video puedes ver un capítulo muy interesante: ¿Por qué Bob Dylan cambió la música de los Beatles?