marfil card e1542065622974

Botsuana, 2018

Se encontraron los cuerpos de alrededor de 90 elefantes sin vida, todos ellos sin colmillos. Este fenómeno lleva cientos de años sucediendo y grupos de protección como «Elefantes sin fronteras» revelaron que este ha sido unos de los hallazgos más violentos y numerosos que han presenciado.

Los cazadores furtivos se dedican a cruzar las fronteras de las áreas protegidas, organizando grupos de asalto para encontrar a los elefantes, asesinarlos y extraer los colmillos para la producción y venta de marfil.

En la siguiente galería podremos visualizaremos los terribles usos del marfil a través de los años y el porqué de la codicia que la acompaña.


1. Figuras religiosas

Desde la época de las cruzadas y las exploraciones a India y Africa, la iglesia comenzó a darse cuenta del valor del marfil y ordenó la producción de exclusivas esculturas de personajes de la biblia, como Jesus, los apóstoles. Y hasta el día de hoy se creé que siguen adquiriendo los materiales para producirlas en el mercado negro. Además que en la creencia budista se dice que el marfil expulsa a los malos espíritus.

2. China y las fabricas de prosperidad.

De la misma manera, durante décadas en China se crean esculturas de deidades que representan la riqueza y prosperidad, por eso es que muchas personas compran esas esculturas con la finalidad de ganar dinero. De hecho, En 2008 China compró legalmente 65,8 toneladas de marfil africano. El furtivismo y el contrabando se han disparado desde entonces.

3. Incongruencia política.

Durante la prohición del marfil en 1989, Kenya fue uno de los principales promotores de la campaña e inclusive logro bajar los niveles caza furtiva, denominó lugares para establecer cementerios de elefantes con la finalidad de honrarlos. Pero últimamente parece ser mucho más laxo con sus políticas, incluso guardando toneladas de marfil en bodegas de gobierno.

4.México no se salva.

Marchantes de la Ciudad de México viajan periódicamente para comprar piezas de marfil a Africa, que introducen de contrabando camufladas en el equipaje. Existen varios altares religiosos en la distintos puntos del país con esculturas religiosas hechas de marfil, ya que según el vaticano, si está hecho de marfil se puede bendecir mucho más que otro hecha de madera.

5. Colmillos falsos para engañar a los cazadores.

Pero existe una luz al final de túnel, ya que desarrolladores han fabricado un prototipo que se está empezando a usar en ciertas regiones de la áreas protegidas, se trata de colmillos artificiales que les implantan a los elefantes, estos tienen por dentro un rastreador, los que les permitiría encontrar a los cazadores.

La caza furtiva de los elefantes para extraer sus colmillos es un acto despreciable, sobre todo por que la vida de estos magníficos animales se reduce a una serie de actos de mercado negro, corrupción, esculturas religiosas con fines completamente ficticios y una respuesta nula por parte del gobierno y las organizaciones de naciones unidas.