Los valores afectan todos los aspectos de tu vida, cuando te sientes atorado, te ayudan a salir de la rutina, cuando no estás seguro de qué hacer, los valores ayudan a abrir el camino hacia una vida significativa. Solo hay un problema, muchas personas se quedan en blanco cuando se trata de definir realmente sus valores y dejan que otras personas decidan por ellos.

sad-man-looking-out-the-window-while-his-friends-chatting-4kld-4
Foto: d2v9y0dukr6mq2.cloudfront.net

Eso es en parte porque los valores son complejos, son una recopilación de experiencias personales, pruebas y triunfos, junto con todo lo que ha influido en el sistema de creencias. Esto incluye amigos, familia, cultura y educación, por nombrar algunos, incluso los libros y el entretenimiento que consumes dan forma a la manera en que te defines a ti mismo en relación con el mundo exterior.

blairfamily-oaklandcranes1

Foto: www.designmom.com

Lo que se tiene que hacer es explorar experiencias pasadas para encontrar las respuestas, a medida que consideras lo que es importante para ti y las acciones que impulsan tus ambiciones a largo plazo, tendrás toda una vida de experiencias para obtener datos.

Te tienes que hacer preguntas como:

¿Cuáles son mis mejores cualidades?

¿Qué tipo de entornos inspiran mi mejor trabajo o sentimientos de satisfacción?

¿Qué considero mis mejores experiencias?

fall-in-love

Foto: timedotcom.files.wordpress.com

Usa una herramienta de inventario de palabras para aclarar y categorizar tus valores, es difícil definirlos desde la parte superior de la cabeza porque no siempre hay un gran vocabulario para hacerlo, ahí es donde entra un inventario de palabras. Utilizando la larga lista de valores comunes, encierra en un círculo las palabras que resuenen contigo, una vez que hayas hecho eso, puedes ir un paso más allá y agrupar cualquier valor que parezca similar. ¿Estás implementando estos valores en tu vida diaria actual? Si no, ¿qué hábitos hay que cambiar?, ¿Qué acciones debes tomar para encontrar una mayor alineación?

Kawarau-Bridge-Bungy-5180-No-cloud

Foto: www.bungy.co.nz

Otra forma es mirar cómo pasas tu tiempo, tus prioridades son un reflejo de lo que valoras, al observar cómo pasas tu tiempo, puedes comprender lo que pones como prioridad día tras día. Por ejemplo, si tienes un horario de 14 horas en la oficina, es muy probable que los valores asociados con el profesionalismo y el crecimiento personal formen parte de tu lista, si constantemente le das tiempo a tu pareja o a un grupo cercano de amigos, tus valores probablemente se desvíen hacia la conexión y la intimidad.

bigstock-Office-Life-1790115

Foto: www.industryforum.co.uk

Es importante recordar que tus valores no son fijos, cambian con el tiempo, a veces se aferran bruscamente, o cambian a un nuevo territorio. Si te sientes estancado, vale la pena volver a consultar tus valores con estos ejercicios y estar atento a los nuevos patrones.

pov-perspective-of-a-beautiful-happy-girl-selfie-at-the-beach-sp

Foto: d2v9y0dukr6mq2.cloudfront.net

Una vez que hayas definido tus valores, estarás armado con una nueva herramienta para medir tus acciones y prioridades, las decisiones serán más fáciles y podrá decir “no” sin culpa, a las cosas que no son importantes, y con confianza decir “sí” a las cosas que sí importan.

1200-523055022-happy-friends-group

Foto: pixfeeds.com