portada 34

En diferentes ocasiones de la vida indudablemente nos vamos a enfrentar a situaciones donde será necesario o de gran valor poder hacer una donación de sangre. Ya sea que una persona cercana a nosotros lo requiera o ya de plano sea necesario para obtener unos billetes.

Pero no siempre es posible realizar una donación así nada más, existe un término que se aplica a la gente que no puede donar sangre, ya sea temporal o definitivamente.

¿Qué pasó?

¿Que pasó?

Existen diferentes requisitos, para empezar se debe tener entre 18 y 65 años de edad, debes de pesar más de 50 kilos, no presentar fiebre o haber padecido alguna enfermedad en los últimos 7 días. También se menciona que no es conveniente estar en ayunas y tomar mucho líquido antes y después de la donación. Obviamente estar bien descansado para y someterse a una revisión de estado de salud completa, presión arterial, pulso, peso, temperatura y control de los niveles de hemoglobina.

-Haber sufrido una operación en los dientes. Cualquier procedimiento odontológico, ya sea extracción o limpieza dental que involucre haber tenido alguna infección, vómito o diarrea es movido de un impedimento de por lo menos 72 horas.


Lo que hay que recordar

Lo que hay que recordar

Contrario a lo que normalmente se dice, los tatuajes no son un motivo de diferimiento total al intentar donar sangre. Solamente se tiene que esperar 12 meses a partir del día del tatuaje para poder realizar una donación. Ese mito urbano ha sido desbancado, pero obviamente no está de más consultarlo con un par de médicos antes de realizar una donación, también depende del tamaño y el lugar donde se realizó el tatuaje. Entre más pequeño hay menos riesgo de toxicidad en la sangre.


Lo importante es…

Lo importante es

De la misma manera, los mismos 12 meses se deben esperar si se recibió alguna transfusión, si tienes algunas perforaciones o se atiende regularmente a acupuntura. Si hubo algún accidente con punciones o salpicaduras de sangre ajena a la nuestra. Y por supuesto haber sufrido alguna enfermedad de transmisión sexual, por ejemplo, sífilis o gonorrea.


Algo más para acabar

Algo más para acabar

Donar sangre no es nada más una actividad que involucre el procedimiento médico como tal. La recuperación suele variar para diferentes personas, hay algunas que están como si nada en los próximos 30 minutos y hay otras que les puede llegar a costar mucho más trabajo del que normalmente ocurre, por eso es importante que conozcamos los riesgos que implica este tipo de operaciones. Y las posibles implicaciones de recuperación. Por ejemplo es importante no dejar que los niveles de azúcar caigan de después de haber realizado el proceso de donación.