portada 4

Pongámoslo sencillo, Hong Kong fue una colonia del Reino Unido por más de 150 años. Así que definitivamente ciertas cosas se quedaron grabadas en la mente de sus ciudadanos, en sus calles, en su comida y en el inconsciente colectivo.

 

Para empezar, los nombres de sus calles.

El recuerdo visual más común de los vestigios son las numerosas calles que han sido nombradas sobre figuras publicas y lugares importantes de Inglaterra. Por ejemplo, Queen Victoria Street, Prince Edward Road, Baker Street, Old Bailey Road, Oxford Road, SoHo.

 

La arquitectura de Hong Kong comparte similitudes, la catedral de St. John, construida en 1849, es la iglesia católica más vieja construida en Hong Kong y está diseñada en el estilo de la arquitectura gótica inglesa. Y por otra parte la vieja suprema corte, constreñida en 1912 fue diseñada por los mismos arquitectos británicos responsables del palacio de Buckingham.

 

Los tranvías fueron construidos en Inglaterra y después fueron enviados a Hong Kong pieza por pieza. Los apodaron “ding ding”, eran de las primeras formas de transporte publico, introducidos en 1904 y siguen siendo igual de populares.

 

La gente maneja de lado izquierdo de la calle, contrario de el resto de China, que manejan por el lado derecho de la carretera. Gran Bretaña fue el poder dominante en producción de autos justo cuando el tráfico comenzó en 1900 y las leyes decían que para todas las colonias británicas deben de respetar el estilo y vida de la tierra madre, donde manejaban de lado izquierdo.

 

La educación, Frederick Steward, que es llamado el fundador de la educación trajo el sistema tradicional de la educación occidental cuando fue el rector de la escuela publica 1862. La educación sigue estando modelado en el sistema Inglés.

 

Tiene Pubs, que parecen ser exactamente iguales a los de Gran Bretaña, incluso tienen los mismos estilos de construcción. Con mesas puestas sobre la ciudad lo que nos hace entender que al final del camino aunque cambien de gobierno, su influencia se verá a lo largo de la historia.

 

No hay manera

 

Además Hong Kong todavía tiene un sistema de gobierno democrático, ya que al hacer la transición de poderes de Inglaterra y dársela de vuelta a China. Hicieron un acuerdo de que por los próximos 50 años se respetaría la autonomía política de la ciudad, por eso es que ahora están teniendo problemas.

 

El contraste entre el sistema popular de China, fascista. Contra la democracia de elegir sus propios candidatos por cientos de años ha sin duda generado un choque cultural, donde la gente sale a las calles a protestar. Por eso les llamaron las protestas de las sombrillas.

 

Mucha gente se considera más como Hong Kongero que Chino.

 

La gente considera que la mayoría de las ciudades que han sido colonizadas por otras naciones, indudablemente se quedan con el legado de la cultura impuesta. Lo que nos demuestra que, aunque busquen la independencia hay ciertas cruces que no se dejan de cargar. Hay muchas teorías que nos dicen que siempre habrá.