spi web

La mayoría de las historias que vemos en las películas, tienen una estructura narrativa, un principio, un desarrollo y un final. Pero cada día es más seguido ver películas que involucren un héroe, y no me refiere exclusivamente a los “superhéroes”. El héroe puede ser cualquier persona que sufra una transformación para bien y logre cambiar la situación del ambiente que lo rodea o logre una catarsis interna que lo cambie definitivamente.

 

El problema es que hay muchas formas de variar esta misma estructura, muchas maneras de contar la misma historia. Y no hay punto en forzar un thriller en una historia de comedia, quizá funcione, quizá no. Pero uno de esas estructuras se ha vuelto muy común y se llama..

 

El viaje del héroe.

 

La versión más popular de esta estructura se llama el monomito y esta explicado en el libro de Joseph Campbell, The Hero with a Thousand Faces. Son 12 faces que se sobre ponen con los tres actos normales de una historia.

 

1.- El mundo ordinario.

 

Es el entorno en donde el héroe existe justo al empezar la historia, no tiene ni idea de la aventura que viene. Aquí aprendemos un poco del contexto, se aprovecha para hacer una introducción del personaje, sus primeras habilidades sociales y su visión de la vida, es un humano más.

Foto: No es cine todo lo que reluce

 

  1. El llamado a la aventura.

 

Aquí sucede la primera acción que pone en peligro el equilibrio de la situación actual, ya sea una amenaza a su seguridad, a su familia. Puede ser de lo más dramático a lo más exagerado. Y percibe que existe una nueva realidad, diferente a la suya, algo más grande de lo que podrían pertenecer.

 

3.- Rechazo de la llamada.

 

Al protagonista le asusta cruzar el umbral, prefiere la seguridad del mundo ordinario, aunque sea infeliz.

 

4.- Encuentro con el mentor.

Una persona llena de sabiduría se acerca a él, le dice exactamente lo que tiene que escuchar para poder combatir el miedo. Es el momento final, aquí definitivamente decide irse a la aventura.

Foto: Star Wars Wiki

 

5.- Aliados y enemigos.

El héroe debe aprender a sobrevivir si quiere trinchar en este nuevo mundo, tiene que aprender rápido. Pero no siempre estará sólo, en esta parte conocerá aliados que le ayudan a cargar el peso de la responsabilidad. Por ejemplo, en Matrix, Neo aprende karate con los microchips, Trinity y Morfeo se vuelven sus aliados.

 

  1. La odisea y la caverna profunda.

Este es el momento de mayor peligro, cuando se ha enfrentado al enemigo y ha fracasado por primera vez. Parece que todo está perdido, pero el héroe encuentra la voluntad para persistir. Así que este enfrentamiento puede durar mucho tiempo o incluso suceder en diferentes ocasiones, pero al final el héroe triunfa.

Foto: blankstageactingstudio.com

 

 

  1. Recompensa y regreso a casa.

Tras una aventura llena de cambio, sufrimiento y giros de tuerca, el héroe vuelve a casa victorioso, pero como una persona diferente, su realidad ha cambiado y él nunca volverá a ser el mismo. La mayoría de las historias termina de esta manera, pero claro que pueden existir variaciones que nos hagan cambiar completamente la narrativa.